¿Cuál es la diferencia entre el perfume y la colonia?

diferencia entre perfume y colonia (1)
Contenido del artículo

Al hablar sobre la diferencia entre perfumes y colonias, lo primero con lo que nos encontramos es que mucha gente tiende a confundir estos términos y cree que un perfume es lo mismo que una colonia. Otras personas piensan que dicha diferencia se basa en que los perfumes son para mujeres y las colonias para hombres.

Entre tanta confusión, lo cierto es que estas afirmaciones son erróneas, ya que hay una diferencia notable entre perfumes y colonias. Además, es importante saber que existen tanto perfumes como colonias para ambos sexos. A continuación, te presentamos las características más importantes de cada producto para que puedas tomar la decisión que más te convenga al comprar tu fragancia.

¿Qué es un perfume?

El perfume es un producto comúnmente líquido que, al entrar en contacto con la piel y el sudor, emite un aroma agradable y fresco para el olfato humano.

Una definición un poco más técnica y actual de lo que es un perfume podría ser: solución acuosa y aromática hecha a base de aceites, extractos y esencias que desprende un aroma agradable.

Puedes ver que en ambas definiciones la palabra aroma juega un papel importante. Y es que se, sin aroma no hay perfume. Además, para que la fragancia pueda propagarse adecuadamente, se requiere que las moléculas de esta sustancia sean suficientemente ligeras para flotar en el aire y poder llegar hasta la nariz. 

Asimismo, para poder ser detectada por las glándulas olfativas e interpretada por el cerebro, se necesita que dicha sustancia sea soluble en agua. 

Aunque usar perfumes esta de moda, su uso no es para nada nuevo. Te sorprenderá saber que el origen de estas sustancias es milenario, pues data de la época de las grandes civilizaciones de la humanidad como Egipto, China, Mesopotamia y Grecia, entre muchas otras.

También te puede interesar ver:

Y ¿qué es una colonia?

Una colonia, por su parte, es una solución generalmente más acuosa y menos concentrada que el perfume. Esta variante cosmética nació en la ciudad alemana de Colonia (Köln) entre los años 1685 y 1766 gracias a que el aristócrata italiano, Giovanni María de Farina, la descubriera y popularizara su uso entre las altas esferas sociales de esa época.

El uso de la colonia se extendió por muchas décadas durante la Europa renacentista, debido a que el proceso de fabricación es relativamente menos estricto que el del perfume. Con la llegada del colonialismo y del imperialismo de los siglos XVII y XVIII, el uso de la colonia se expandió a los demás confines del mundo.

Actualmente, casi cada marca cosmética del mercado que lanza un perfume a la venta también pone a disposición esa fragancia en su versión de colonia.

¿Cuáles son las principales diferencias entre perfume y colonia?

La diferencia más importante entre un perfume y una colonia es la cantidad de esencia que se utiliza en su elaboración y sus correspondientes disolventes, que fungen como elementos fijadores del aroma en cuestión.

A continuación, te presentamos un listado de las principales diferencias que debes tomar en cuenta a la hora de adquirir un perfume o una colonia:

  • El perfume utiliza un porcentaje elevado de aceites esenciales en su fabricación (entre el 15 y el 35 %). Por su parte, la colonia suele ser un producto mucho más diluido (el porcentaje de uso de estos aceites oscila entre el 6 y el 10 %).
  • La colonia suele ser un producto más fresco y con un aroma más sutil que el del perfume, el cual se caracteriza por tener un olor más penetrante y concentrado. Por lo anterior, es común que el aroma del perfume quede más tiempo impregnado en la piel que el de la colonia. 
  • El proceso de fabricación de la colonia suele ser un paso más simple que el del perfume. Gracias a esto, y por la menor cantidad necesaria de materia prima para su elaboración, suele ser más económica que el perfume.
  • Debido a las características del perfume y de la colonia, es más común encontrar en el mercado algunas con olores cítricos, frutales y juveniles. En contraposición, los perfumes tienden a presentar aromas más amaderados y florales. Pero esto es solo una tendencia: recuerda que para toda regla hay una excepción. Es decir, también podrás encontrar perfumes cítricos o frutales y colonias amaderadas o florales.
  • El precio es, por lo general, otra diferencia marcada entre ambos productos, aunque existen algunas marcas cosméticas que no se ajustan a esta suposición.

¿Debo comprar un perfume o una colonia?

La respuesta la tienes solamente tú. No obstante, podemos aconsejarte que, si lo tuyo son los olores frescos y juveniles, adquieras una colonia. Pero si a tu personalidad le van mejor los aromas clásicos y más sobrios, probablemente pueda convenirte que te decantes por los perfumes.

Una recomendación adicional que podemos darte para que aproveches la diferencia entre perfumes y colonias es que alternes ambos productos según la temporada. En primavera y verano, las temperaturas suelen ser elevadas y se antoja más mantener el cuerpo fresco, por lo que puedes usar una colonia. En otoño e invierno, las temperaturas son más bajas y usar un perfume más aceitoso y con aroma floral o amaderado podría darte mejores sensaciones.

Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
La Central del Perfume
La Central del Perfume

Deja una respuesta