Consejos para cuidar tu piel

Contenido del artículo

Aunque la piel sensible es la que peor lleva los cambios bruscos de temperatura y la acción de los primeros rayos de sol, las pieles grasas y, sobre todo, las secas también sufren rojeces, tirantez, granitos… ¡No dejes que estos molestos problemas chafen la tan esperada llegada del buen tiempo!

Piel sensible

Las mujeres de tez claras o con alergias al sol pueden evitar la aparición de sarpullidos utilizando una hidratante hipoalergénica con filtro solar.

Si tu hidratante no protege frente al sol, antes de salir de casa, extiéndete una crema solar pantalla total.

Piel seca

Protege tu piel de la sequedad y la tirantez con cremas y mascarillas nutritivas.

Usa además, cremas solares de alta protección.

Piel grasa

No bajes la guardia, porque la piel grasa también requiere hidratación.

Si tienes acné, recuerda emplear cremas solares libres de aceite (las denominadas «oil free»).

Rojeces: como tratarlas

Tanto las exposiciones al sol como los cambios bruscos de temperatura (golpes de calor, aire, etc.) agravan rojeces.

Aplicando cremas antirrojeces de acción localizada e hidratantes que contengan activos relajantes y extractos de plantas que mejoren la resistencia de los capilares.

El extracto de rusco, la avena y el avellano de brujas son tres buenos ejemplos.

Granitos: como combatirlos

A partir de la primavera, los poros se taponan mas fácilmente a causa del sudor, la suciedad del ambiente… favoreciendo la aparición de los granitos.

La medida más efectiva es lavarse la cara por la mañana y por la noche, con un limpiador suave.

Semanalmente, extiéndete una mascarilla purificante.

Disimula las rojeces y granitos

Usa un corrector verde bajo la base de maquillaje.

En lápiz, para tapar los granos; en polvos compactos, para neutralizar las zonas enrojecidas (los pómulos y la nariz, normalmente).

Agua termal

Al menor signo de tirantez o irritación, rocía por todo el cutis agua termal en spray.

Este producto calmante previene las inflamaciones que sufre la piel ante una reacción alérgica y reduce las rojeces o las descamaciones que se producen tras someterla a un tratamiento agresivo (limpieza de cutis, láser, etc.).

Mascarillas descongestionantes

Las más eficaces incluyen avena, jazmín, manzanilla, menta o calendula en su formulación.

Gel de aloe vera

Esta loción, indispensable en pieles problemáticas, calma y refresca la piel, a la vez que rehidrata el cutis, acelera la curación del acné y alivia el picor de los eccemas.

Disponible en tiendas de cosmética natural.

Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Anna Gaspar
Anna Gaspar
Apasionada de las últimas tendencias de belleza y cuidado personal.

Deja una respuesta