Celulitis: causas y soluciones

Contenido del artículo

La celulitis o, también llamada piel de naranja, tiene su origen en las capas más superiores de nuestra piel. Está íntimamente relacionada con la mujer, con nuestras hormonas (estrógenos) y la estructura de nuestras células grasas, llamadas adipocitos. La formación de los bultos característicos de la celulitis es debida al crecimiento de las células grasas o adipocitos de nuestra dermis. Este crecimiento se produce por el almacenamiento masivo de grasa y líquidos. Hay que tener en cuenta que la grasa de nuestro organismo no sólo proviene de la que tomamos directamente de los alimentos. También, los hidratos de carbono que no gastamos cada día se convierten en grasa y van a parar a estas células. Además, tenemos que tener en cuenta que la sal aumenta la retención de líquidos en nuestro organismo. Por lo tanto, en una alimentación sana no sólo se debe considerar que sea pobre en grasas, si no también equilibrada en hidratos de carbono simples y reducir al mínimo el consumo de sal.

Por otro lado, el sedentarismo favorece la acumulación de grasas y líquidos que forman la celulitis debido a la mala circulación de la sangre y el escaso consumo de energía.

¿Quiénes tienen más celulitis?

Erróneamente, se ha asociado la piel de naranja o celulitis a la obesidad, pero esto no es así, depende de una combinación de factores mucho más complejos.

Las personas con kilos de más, lógicamente, tienen almacenadas más grasas y también suelen tener más celulitis; aunque puede haber excepciones. Pero, hay muchas mujeres delgadas que tienen este problema. Además, existe mayor predisposición genética-hereditaria en algunas personas.

Se ha comprobado que las mujeres de las razas negra y asiática tienen menos celulitis que las mujeres de raza blanca. En concreto, parece ser que las latinas son las mujeres más propensas a tener celulitis.

En algunos hombres aparece la celulitis, sobre todo, en zonas abdominales.

Eliminar la celulitis

La celulitis en un problema tan ligado al sexo femenino y a su genética que, difícilmente, puede evitarse o eliminarse por completo. No obstante, existen formas eficaces que aminoran o retrasan la aparición de, la tan odiada, piel de naranja. Hay fórmulas que combinan dietas sanas, ejercicios y medicina alternativa que, seguidos con regularidad, dan buenos resultados. De todos modos, conviene no poner metas muy altas y difíciles de conseguir y ser muy perseverantes y optimistas. El optimismo es necesario si queremos ser felices y no vivir amargadas por problemas sin importancia.

Ejercicios eficaces contra la celulitis

En el caso de la celulitis no estamos hablando de adelgazar y conseguir eliminar la piel de naranja. Se trata de grasa acumulada en zonas muy específicas de nuestro cuerpo y de células agrandadas (adipocitos). Adelgazar no basta, pero ayuda si estamos sobradas de peso. Estando delgadas o con nuestro peso ideal al realizar ejercicio no quemaremos gran parte de las grasas almacenadas en forma de celulitis. El ejercicio aeróbico es el más recomendado para luchar contra la piel de naranja. Mientras más intenso, más grasas quemaremos. No son aconsejables los deportes de alto impacto sobre las piernas y la columna porque los choques favorecen la mala circulación de la sangre y la acumulación de líquidos. Son apropiados andar a paso rápido o correr sobre terreno blando, montar en bici o nadar. La natación, además de hacer que consumamos las grasas almacenadas, favorece la circulación de la sangre debido a la fricción del agua y es mejor si está fría.

Los masajes anticelulíticos

Los masajes contra la celulitis hacen que los líquidos y grasa almacenadas en los adipocitos de nuestra piel se muevan y salgan al torrente sanguíneo para ser eliminados. Hay varios tipos de masajes: el manual, los rodillos, etc… El masaje manual se llama presoterapia y consiste en realizar movimientos circulares con ambas manos desde abajo a arriba en las zonas celulíticas. No se debe apretar demasiado porque se romperían los pequeños vasos capilares y aparecerían hilitos rojos en la piel. Puede realizarse en seco o con aceites para masaje. Estos aceites pueden contener sustancias drenantes y aceleradoras de la combustión de las grasas. Los agentes drenantes pueden ser: piña, fucus vesiculosus, ruscus, cafeína, L-carnitina…etc.

Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Anna Gaspar
Anna Gaspar
Apasionada de las últimas tendencias de belleza y cuidado personal.

Deja una respuesta