PREPARA TUS PIES PARA EL VERANO

Contenido del artículo

Hola Chic@s, os traemos unos trucos para poner a punto esa zona tan olvidada durante todo el año… Nuestros Pies!

Durante la época invernal, dejamos de cuidarnos o no le prestamos los cuidados que deberíamos a partes de nuestro cuerpo, ya sea por pereza o porque durante esa época fría del año, esa parte del cuerpo no la mostramos. Hablo de nuestros pies.

Ahora que se acerca el verano, el buen tiempo se asoma, nos apetece más ponernos ropa ligera y como no, las añoradas sandalias, que en invierno veíamos en nuestro armario solas y tristes. ¿Pero que sucede? Necesitamos un tratamiento express para nuestros pies, para lucirlos como deben lucirse.

Este tratamiento express lo podemos hacer en casa, nosotr@s mism@s. Es un ritual muy fácil y por que no decirlo… relajante. Puede convertirse en un tratamiento que podemos realizar cada semana. Los utensilios que vamos a utilizar son muy sencillos y que seguramente todos tenemos en casa: un recipiente con agua donde quepan nuestros pies (por ejemplo, una palangana), un limón (o bicarbonato), piedra pómez (o en su caso, un exfoliante), crema hidratante, cortaúñas (o tijeras), una lima, un palito de naranjo (para cutículas) y tu esmalte de uñas preferido.

¿Estáis list@s? ¡Empezamos!

Lo primero que debemos hacer es llenar de agua tibia, el recipiente escogido o palangana. Exprimir un limón e introducir su zumo dentro de el agua, en caso de no tener un limón puede utilizarse bicarbonato. A continuación introducimos los pies y… ¡a relajarse durante aproximadamente unos 15 – 20 minutos!

Durante ese tiempo las durezas existentes en nuestros pies se habrán reblandecido y estarán listas para que con la ayuda de una piedra pómez o un exfoliante para pies sean eliminadas. Frotamos con energía, pero con cuidado de no hacernos daño!

A continuación secamos los pies, o si habéis utilizado exfoliante, enjuagar vuestros pies en agua de nuevo para eliminar los restos de producto que puedan quedar. Seguidamente secamos los pies con una toalla.

¡Ahora a por las uñas! Cortamos con un corta-uñas o tijeras y procedemos a dar forma a las uñas con la ayuda de una lima. ¡A por las cutículas! Con la ayuda de un palito de naranjo, empujamos las cutículas hacia arriba con cuidado de no dañarnos. Una vez hecho esto, aplicamos crema hidratante a nuestros pies.

Y por último, ¡vamos a darles color a estas uñas! Escoged vuestro esmalte preferido y aplicadlo en vuestras uñas. Este verano se llevan colores flúor como por ejemplo el rosa chillón, naranja, amarillo, en definitiva los colores que acostumbran a acompañar al verano.

¿Vosotr@s soléis cuidar vuestros pies? ¿De que color acostumbráis a pintaros las uñas de los pies?

blank

 

Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Anna Gaspar
Anna Gaspar
Apasionada de las últimas tendencias de belleza y cuidado personal.

Deja una respuesta