Cómo peinarte según la forma de tu rostro

Contenido del artículo

¿Qué es lo que hace que un corte de pelo siente más o menos bien?. Una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta es la forma de la cara. Un peinado adecuado puede alargar o acortar el rostro, suavizar o marcar la facciones… Si tienes intención de cambiar de imagen, ten en cuenta estos consejos.

¿Cómo es tu rostro?

Si, a simple vista, no te resulta sencillo saber de qué forma es tu rostro. Haz esta sencilla comprobación. Consiste en colocarse delante del espejo y medir el rostro con una regla o cinta métrica.

  1. Mide la cara desde la frente hasta la barbilla. Divide la cifra obtenida entre tres.
  2. Mide la distancia desde el final de la nariz hasta la barbilla.

Resultados:

  • Cuando la medida obtenida en el punto 2 es mayor que la obtenida en el punto 1, puede ser una cara alargada (si la barbilla es redondeada) o triangular (si la barbilla es puntiaguda)
  • Cuando la medida obtenida en el punto 2 es inferior a la obtenida en el punto 1, puede ser redonda (si los contornos son suaves) y cuadrada (si son angulosos).

Rostro alargado

Cómo es. Este tipo de rostro es estilizado y admite muchos tipos de peinado.

Apuesta por el flequillo. Para acortar la longitud del rostro, puedes recurrir al flequillo. Elígelo algo despuntado y con volumen, peinado hacia un lado o recto.

El corte que más te favorece. La media melena con volumen, despeinada o bien ondulada, te sentará muy bien, ya que suavizará tus rasgos y acortará el óvalo.

Lo que debes evitar. Las melenas muy lisas y uniformes, sin flequillo y con la raya en medio no te sienta bien, ya que alargan todavía más el rostro y le pueden dar un aire excesivamente lánguido.

Color. Apuesta por las mechas, más claras en la raíz y más oscuras en las puntas.
El producto. Para darle más cuerpo a tu melena, puedes utilizar espuma capilar.

Cara triangular

Cómo es. Tiene un ligero desequilibrio entre al frente, que es más bien ancha, y la barbilla, fina y puntiaguda.

La raya a un lado, ideal. Sea cual sea el peinado que elijas, hazte la raya a un lado. Así le darás a tu melena el movimiento necesario para compensar la asimetría de tu rostro.

El corte que más te favorece. Lo importante es conseguir que el pelo oculte los laterales de la frente. Un corte de pelo corto por detrás y largo por delante y escalado en la parte frontal te favorecerá mucho. Las medias melenas con flequillo hacia un lado también te sentarán bien.

Lo que debes evitar. Las melenas con volumen en la parte superior de la cabeza, ya que acentúan todavía más la anchura de la frente. Tampoco te favorece la raya en medio ni las melenas largas y lisas.

Color. Elige tonos cálidos, como el rubio oscuro o el rojo bronce.

El producto. Las cremas o ceras fijadora darán a tu cabello más brillo y volumen.

Rostro cuadrado

Cómo es. Se trata de un rostro más bien ancho, con la mandíbula cuadrada y tan amplia como la frente.

Capas cortas en la parte delantera. Para suavizar los contornos duros del rostro cuadrado, los cortes deben ser sueltos y con mucho movimiento, sobre todo en la parte superior del rostro.

El corte que más te favorece. Si optas por llevar el pelo corto, las patillas deben ir desfiladas para tapar parcialmente la mandíbula. Si prefieres llevar el pelo más largo, procura que las puntas de los laterales tapen parcialmente el contorno del rostro.

Lo que debes evitar. Los cortes muy marcados, como las melenas tipo “Amelie”, ya que acentuarán el tamaño de la mandíbula. Tampoco te favorecen los peinados con volumen en los laterales.

El producto. Un gel con efecto mojado le dará forma a las mechas que caigan sobre la cara.

Óvalo redondo

Cómo es. Se trata de un rostro ancho con los contornos redondeados.

Mechones desfilados. Unos cuantos mechones desfilados alrededor del rostro harán que parezca más anguloso y estilizado.

El corte que más te favorece. Te van todos aquellos peinados que tengan volumen en la parte superior y que cubran los contornos del rostro. Las melenas a capas y con mucho movimiento romperán la excesiva uniformidad de tu rostro. Te favorecen más los cabellos lisos que los rizados.

Lo que debes evitar. Los peinados con volumen a los lados, los cardados o rizados excesivos, las melenas rectas y los flequillos cortos.

Color. Los contrastes de color con mechas marcadas darán un mayor relieve a tu melena y te ayudarán a afinar el óvalo.

El producto. Los productos de alisado, además de marcar el pelo, le darán mayor brillo y flexibilidad.

Y además…

Disimular una nariz grande. Un flequillo corto con volumen suaviza los rasgos y disimula el tamaño de la nariz.

Ojos más grandes. Si quieres destacar tus ojos, nada mejor que aportar por un flequillo largo y un corte de pelo con volumen en la parte superior.

Destacar pómulos. Las melenas desfiladas, con mechones enmarcando el rostro destacan la parte media de la cara.

Alargar la figura. Si eres bajita y algo llena, te conviene llevar el pelo corto y poco voluminoso. La cabeza pequeña te hará parecer más alta y más delgada.

Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Anna Gaspar
Anna Gaspar
Apasionada de las últimas tendencias de belleza y cuidado personal.

Deja una respuesta