¿Cómo controlar la seborrea?

Contenido del artículo

Controlar la seborrea, puede convertirse en un problema incómodo para muchas personas. Es importante saber de qué se trata y cuál es la mejor forma para combatirla.

En primer lugar, la seborrea también llamada dermatitis seborreica, se presenta como un trastorno de las glándulas sebáceas y es muy habitual en el cuero cabelludo. Este problema capilar tan desagradable y también incómodo, necesita ser diagnosticado para poder tratarse adecuadamente y resolverse en poco tiempo.

Función de las glándulas sebáceas

Se encuentran en la dermis y actúan lubricando y protegiendo la capa superficial de la piel, por ello su secreción es permanente. Distribuida por todo la piel excepto en las palmas de las manos, pueden llegar a formar quistes, si su secreción es obstruida por el folículo piloso. Cuando las glándulas no cumplen su función, se diferencian en dermatitis seborreica, hiperseborrea y seborrea. Es importante por este motivo el diagnóstico, para realizar el tratamiento adecuado para cada caso.

Síntomas de seborrea

El primer indicador es el exceso de grasa, que se acumula en el cuero cabelludo y en distintas zonas del cuerpo. Tiene la particularidad de aumentar cada vez más la producción de sebo, que no permanece solamente en la raíz. El cabello se hace grasoso, brilloso, y con un olor particular. Cuando se trata de dermatitis seborreica, los síntomas más comunes son:

  • Pérdida de cabello
  • Exceso de grasa
  • Descamación
  • Eritema
  • Enrojecimiento del cuero cabelludo
  • Olor fuerte

Diferencias entre seborrea y caspa

En algunos casos pueden confundirse, también aparecer juntas la caspa y la seborrea, porque se forman en el cuero cabelludo.

  • La caspa es considerada una infección capilar, pero la seborrea se reconoce como un trastorno funcional, debido al mal funcionamiento de las glándulas sebáceas.
  • La caspa se produce solo en el cuero cabelludo, en el caso de la seborrea se puede encontrar en cualquier parte del cuerpo, excepto las palmas de las manos.
  • La caspa se presenta en conjunto, como escamas blancas y la seborrea como grasa de carácter aceitoso.
  • La caspa no enrojece ni inflama el cuero cabelludo y la seborrea sí.

Posibles causas

Pueden ser desconocidas, pero algunos factores que condiciona el mal funcionamiento de las glándulas y aumentan la aparición de la seborrea, se deben al consumo de alcohol o tabaco, cambios hormonales, hongos, mala higiene capilar, consumo de grasas en exceso, estrés, productos capilares no apropiados, tratamientos con antibióticos, contaminación y polución medioambiental, épocas de calor, etc.

Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Anna Gaspar
Anna Gaspar
Apasionada de las últimas tendencias de belleza y cuidado personal.

Deja una respuesta