Cabello bien cuidado y sin problemas

Contenido del artículo

Cómo mantener tu cabello sano y bien cuidado. No pierdas el brillo en el pelo este verano. Trucos para el tinte, acelerar el crecimiento…

Recuperar el brillo

Las permanentes y productos como laca, gomina, etc…., acaban estropeando tu pelo y hacen que pierda su brillo y frescura natural.

Si quieres recuperar su lustre, lávate el cabello con un champú suave y aclaratelo con el liquido resultante de cocer durante 20 minutos en un litro de agua al que hayas añadido un puñado de perejil fresco.

Después, deja que se seque al aire libre o con el secador en posición intermedia (nunca con el aire muy caliente).

Un rubio muy natural

Mantén el color claro de tu bonita melena de forma muy casera y natural; aclara, tras su lavado habitual, con una infusión de centaura.

Déjala luego secar tranquilamente a la luz del sol. Las propiedades de esta planta consiguen aclarar bastante el pelo, dándole unos bonitos reflejos naturales.

Seco por el sol

Después del verano, nuestro cabello puede ser afectado debido a su exposición continua al sol, que lo deja reseco y como «muerto».

Devuelve a tu pelo la suavidad y pon sobre el una mascarilla que harás con agua, hasta que quede una pasta perfectamente homogénea.

Cuando se haya secado, lávate el pelo con un champú muy suave.

Frenar la caída de una vez por todas

Ante este grave problema que no preocupa, tanto a hombres como mujeres, existe un remedio tradicional y casero de lo mas eficaz: la cocción de ortígas.

A un litro de agua añádele 8 cucharadas de vinagre y ponlo a cocer junto 250 gramos de ortigas frescas troceadas. Pasada media hora, filtra el liquido resultante y utilízalo como loción después de lavarte el cabello(al menos 2 veces por semana).

Si la caída del pelo se encuentra en un estado muy avanzado, emplea esta loción diariamente, aún con el cabello seco.

Para combatir la caspa

Se trata de un problema estético persistente y difícil de solucionar.

Existen actualmente multitud de productos farmacéuticos que aseguran terminar con este trastorno a costa de un alto precio. ¿Quieres aprender como combatirla de una forma más sencilla?.

El alcohol de cebolla es estupendo: compra un frasco de alcohol de farmacia (de 250 mk aprox), vierte en un tarro hermético y añádele 400 gramos de cebollas cortadas en rodajas muy finas.

Déjalo en maceración durante 10 días, agitando periódicamente, y luego filtra todo exprimiendo bien los trozos de cebolla.

Una vez obtenido el maravilloso tónico, date fricciones en el cuero cabelludo con frecuencia, lavándolo y aclarándolo muy bien después.

Acondicionador natural

¿El mejor? la almendra y el romero. Calienta romero cortado, 15 ml de aceite de almendras e igual cantidad de glicerina y lanolina; retira la mezcla del fuego y bate en ella un huevo (procura que no se corte).

Lávate después con champú y, para acabar, hazte un masaje capilar con la mezcla. Espera 10 minutos antes de aclararte.

Milagroso aceite

¿Quieres un pelo brillante? Moja dos toallas de baño con agua calentita y escúrrelas bien.

Empápate después el cabello con aceite de oliva y envuélvete cuidadosamente la cabeza con papel de aluminio o de plástico, ponte encima las toallas y espera 20 minutos antes de aplicarte el champú y aclarar.

Restos de tinte

Si al teñirte el pelo te quedan manchas en la piel, frota la zona con un algodón empapado en esmalte de uñas y veras lo rápido que desaparecen.

Superchampú

Evitaras tener que lavarte el pelo todos los días de esta forma. Agrega a tu frasco de champú habitual dos cucharadas de bicarbonato y agítalo bien cada vez que vayas a utilizarlo.

El pelo te durará mucho más tiempo.

Crecimiento rápido

Si quieres lucir la clásica melena de cuento de princesa, acelera su crecimiento así:

Machaca un ramillete de perejil y échalo en un vaso lleno de agua caliente.

Espera que se enfríe, cuélalo y aplica sobre el pelo después de haberlo lavado. Deja que actúe durante 1 hora y aclara con abundante agua tibia.

Para obtener los mejores resultados, hazlo al menos una vez al mes.

Ondas en tu melena

Si quieres ondularlo y no cuentas en tu casa con rulos o bigudíes, hazlo con un papel de periódico o revista.

Con el pelo semimojado, recorta unas tiras de papel, dóblalas varias veces y enróllalas en los mechones; hazle un nudo y deja que se sequen.

Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Anna Gaspar
Anna Gaspar
Apasionada de las últimas tendencias de belleza y cuidado personal.

Deja una respuesta